La iglesia de Batete (1922-1926) es la última iglesia neogótica de madera que queda en Bioko. Fué construida por los claretianos y es una muestra de la sabiduría de los maestros carpinteros, formados en la escuela de Banapá y liderados por Lluís Sagarra i Llauradó; el mismo padre claretiano que proyectó la catedral de Santa Isabel, en Malabo y tantas otras construcciones en la isla.